Las enfermedades periodontales, es decir, la gingivitis y la periodontitis, son uno de los problemas bucodentales con mayor incidencia entre la población. Sin embargo, estas patologías pueden prevenirse.

Según los datos del Consejo General de Colegios de Dentistas de España, unos 750 millones de personas de todo el mundo presentan algún tipo de afección en los tejidos gingivales. En España, aproximadamente 8 millones de adultos padecen gingivitis o periodontitis. En este sentido, además, más de un tercio de los adultos mayores presentan pérdida dental grave asociada a la periodontitis severa.

La prevención y la detección precoz de las patologías periodontales son dos de los factores más determinantes a la hora de evitar su progresión. La gingivitis, es decir, la inflamación y el enrojecimiento de las encías, puede evolucionar en periodontitis, afectando, de forma progresiva, a los tejidos que dan soporte a las piezas dentales. La periodontitis moderada y severa puede provocar la caída de los dientes afectados.

Consejos para evitar el desarrollo de la gingivitis y la periodontitis

Manteniendo unos buenos hábitos higiénicos y visitando al dentista de forma periódica podemos prevenir el desarrollo de las enfermedades periodontales.

  • Cepilla los dientes tres veces al día, después de cada comida, durante dos minutos. Puedes preguntar a tu dentista sobre la técnica adecuada de cepillado.
  • Utiliza hilo dental y/o cepillos interproximales para limpiar las zonas interdentales.
  • Si tu dentista te lo recomiendo, finaliza la higiene con un enjuague bucal.
  • Sigue una dieta sana y equilibrada.
  • Abandona definitivamente el tabaco.
  • Realízate una limpieza dental profesional, como mínimo, una vez al año.
  • Visita de forma frecuente a tu dentista y sigue todas sus recomendaciones.

¿Qué tratamientos existen para detener el avance de las enfermedades periodontales?

Si sufres gingivitis o periodontitis, es importante ponerse en manos de un experto en Periodoncia. En función del estado de la enfermedad periodontal, existen diversos tratamientos que permiten detener el avance de esta. Estos son, por ejemplo, el raspado y el alisado radicular o la cirugía periodontal y mucogingival.

El objetivo de los tratamientos periodontales es el mantenimiento, a medio y largo plazo, de los dientes naturales del paciente. De esta manera, gracias a estos procedimientos, se pueden evitar otros más complejos o incluso la reposición de los dientes afectados mediante implantes o prótesis dentales.

 

En nuestra clínica dental en Madrid estamos comprometidos con la salud bucodental de nuestros pacientes. Por ello, si notas inflamación y enrojecimiento en tus encías, te recomendamos que vengas a hacernos una visita. De esta manera, podremos llevar a cabo una evaluación exhaustiva de los tejidos gingivales y, con base en pruebas radiográficas y de sondaje periodontal, elaborar el plan de tratamiento más adecuado.

La prevención es la clave para mantener una sonrisa sana y bonita. ¡No dudes en ponerte en contacto con nosotros si lo necesitas!