El alargamiento coronario es un tratamiento periodontal que implica el incremento de la longitud de una corona. Este procedimiento puede realizarse, por ejemplo, para tratar la caries o afecciones periodontales, así como con una finalidad estética, como modificar la denominada sonrisa gingival. Esta técnica quirúrgica consiste, en líneas general, en la remodelación del contorno de las encías, de manera que la superficie visible de las piezas dentales sea mayor.

Son muchos los beneficios efectivos, útiles y estéticos asociados con este tipo de tratamiento, cuyo resultado es satisfactorio para la mayoría de los pacientes de nuestra clínica dental en Madrid. Este procedimiento, que requiere someterse a una cirugía dental, puede finalizarse con la aplicación de coronas o carillas dentales para obtener los resultados estéticos deseados.

Cómo se lleva a cabo la intervención quirúrgica

El alargamiento coronario precisa el uso de anestesia local. En cuanto al tiempo requerido, dependerá de cuántos dientes estén involucrados, y de si es necesario extirpar o no hueso o tejido blando.

En ocasiones, solo se requiere la extracción de una pequeña cantidad de tejido gingival. A continuación, se realizan varias incisiones sobre el tejido blando que separa las encías de los dientes. Este paso permite un fácil acceso a las raíces y al hueso subyacente. En el caso de que el alargamiento coronario solo deba realizarse en un diente, las piezas adyacentes también son tratadas, con el objetivo de proporcionarles una apariencia más natural.

Una vez se consigue la suficiente exposición ósea, se suturan los tejidos de las encías. Con ello, se consigue reposicionar las encías y, en consecuencia, el alargamiento de la superficie visible de los dientes.

La herida se protege con un apósito periodontal que ayuda a prevenir infecciones. Además, se recomienda el uso de un enjuague bucal con clorhexidina para ayudar a reducir la propagación de cualquier bacteria.

Coronas y carillas dentales

Después de la intervención, es posible llevar a cabo un tratamiento con coronas o carillas dentales, mejorando, de esta manera, los resultados estéticos de esta. En el caso de las carillas, estas finas láminas, que cubren la parte frontal de los dientes, ayudan a disimular tanto el tamaño real de las piezas como otros problemas relacionados con la coloración de estas.

Sin embargo, será tu dentista en Madrid quien te aconsejará el uso de carillas o coronas dentales para llevar a cabo el alargamiento coronario de uno o varios dientes.

Si necesitas más información en cuanto a este procedimiento, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. En R&C Dental contamos con un equipo de expertos en Periodoncia y Estética Dental que te ayudará a determinar cuáles son las mejores opciones de tratamiento.