Al igual que la recomendación de inculcar a los niños unos buenos hábitos dentales y, al menos, visitar al dentista dos veces al año, los profesionales de la salud bucodental también recomiendan la aplicación de dentífrico con flúor dental en el momento en que nace el primer diente de leche. ¿El objetivo? Prevenir la aparición de caries.

¿Qué es el flúor?

El flúor está compuesto por fluoruros, unos elementos totalmente naturales que se encuentran presentes en la corteza terrestre y en la misma naturaleza. Asimismo, podemos encontrar fluoruros en algunos alimentos como el salmón, las sardinas, el marisco, el bacalao, las patatas, las cebollas, el pollo o las naranjas. En algunos casos también podemos encontrarlos en ciertos tipos de aguas o leches.

¿Para qué sirve?

El flúor dental es un agente contra la caries que fortalece el esmalte remineralizándolo y reparándolo de forma natural en caso que algún diente se vea afectado por una caries temprana.

Aparte de agua fluorada, que ayuda a la población que la consume a reducir la aparición de caries, otro de los productos más utilizados es la pasta dentífrica – tanto para niños como para adultos. En paralelo, también existe la costumbre bastante generalizada de usar enjuagues bucodentales de uso diario, semanal o quincenal.

Consejos de uso desde la infancia

El uso de flúor dental entre la población infantil debería se generalizado ya que, como hemos dicho, disminuye la acción de todas aquellas bacterias que se encuentran en la boca y que, combinadas con azúcares, producen el ácido que daña el esmalte y, por consiguiente, los dientes.

Es por ello que dentistas de todo el mundo aconsejan el uso de flúor desde la infancia para prevenir la formación de esas caries. ¿Cómo? Mediante la aplicación diaria de pasta dental fluorada en el momento de la aparición del primer diente y hasta que el niñ@ cumpla los 2 o los 3 años.

Otra posibilidad es la aplicación, en consulta, de un barniz de flúor que se extiende sobre los dientes de los niños durante unos 5 minutos. Tras su retirada, el niñ@ no puede ingerir ni alimentos ni agua.

Si el riesgo de caries es elevado, el dentista también puede recomendar el uso de tabletas de flúor.

En cualquier caso, desde tu dentista en Cuatro Torres recomendamos que también deberá tenerse en cuenta que la dieta de los niñ@s esté compuesta por alimentos ricos en calcio, vitamina D y fluoruros que mantengan una buena salud bucodental de forma natural.